DESCUBIERTO EL RELOJ DE LOS GIRASOLES

Resuelto el “misterio” de los girasoles: lo que motiva a estas flores a seguir continuamente al sol de este a oeste, es un reloj anatómico interno acompasado con el ciclo natural del día y la noche. Esta es la conclusión a la que han llegado un grupo de estudiantes de la Universidad de California, en Davis, dirigido por Stacey Harmer y que publican en la revista Science.

Cuando son jóvenes los girasoles, el reloj que regula los ritmos biológicos (circadianos) impulsa el desarrollo. Una vez maduros, los girasoles dejan de perseguir el sol de este a oeste para verlo solo cara al este. ” Esto es la primera vez que se observa en la naturaleza, un reloj interno de una planta que modula el desarrollo ”, afirmó Harmer. Ensayos en girasoles, en el campo, plantados en macetas o cultivados en interior, sujetandolos de pie o bien dándoles la vuelta para el lado equivocado, se comprobo que podían bloquear su seguimiento periódico el sol.

Los estudiantes, asimismo, descubrieron lo que hace desplazar los tallos a lo largo del día; genes que son más activos en el lado radiante de la planta.

El reloj biológico de los girasoles, asimismo, actúa cuando las flores maduran: el desarrollo se desacelera y la planta deja de moverse a lo largo del día, mirando solo cara el este. El reloj interno de los girasoles, reacciona con las primeras luces de la mañana, para calientarse más rapido y de esta forma atraer a los insectos polinizadores 5 veces más, ya que prefieren las flores más calientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Esta web utiliza cookies, puedes ver la políticade cookies aquí.    Más información
Privacidad